Anhelos imposibles

Escribí cuentos de finales felices,

dónde tú y yo éramos el todo.

Ilusorias imágenes de magnitud imposible,

que se hacían posibles en mi cabeza.

Y yo, que en algún punto me dejé la cordura,

me dejo mecer por mis ilusiones,

que me hacen arribar a puertos,

con el anhelo,

de proveerme de un mañana,

contigo.

próximo puesto

Atrás puesto

Dejar una contestacion