Explicaciones

Explícame, porque si jamás fuimos nada,

sólo dos pájaros malheridos,

llenos de miedos por un pasado infortunado,

jugando con sus cuerpos en la parte trasera,

de tu coche,

tratando de esconder nuestras vergüenzas

en el lugar más sombrío de la ciudad

para evitar la mirada indiscreta de curiosos.

Si sólo fuimos eso; ¿Cómo puedo sentir tanto por ti?

Dime; ¿Cómo puedo olvidarte?

si carezco de la valentía para borrarte,

no sólo de mi cabeza,

también,

de todas las redes sociales de las que seguimos siendo amigos,

tal vez por el miedo a olvidarnos,

o para dejar la puerta entre abierta,

por si algún día nos da por volver a entrar

y besarnos con la misma pasión y deseo que el primer día.

Dime; ¿Cómo quieres que sonría si mis días son un cúmulo de grises desde que no sé nada más de ti?

Cuando tus besos eran la glucosa

que alimentaba de pasión mi cerebro,

permitiendo activar el hemisferio encargado

de curvar mi boca,

gestando sonrisas nunca vistas en mí.

Dime; ¿Cómo voy a ser feliz si desde que tu perfume no embriaga mi boca, mi vida ha sido víctima de un atentado emocional?

Dime. No importa el cómo. Sólo dime. ¿Qué cojones hago con mi vida si no puedo estar junto a ti?

 

Atrás puesto

Dejar una contestacion